Historia de Vida. Patricia Uribe Chagüendo, auxiliar comunitaria del Ordenamiento Rural en Pradera.  

Según la más reciente publicación de FAO en Colombia, Las mujeres rurales, campesinas e indígenas continúan viviendo en una situación de desigualdad económica, social y política, la cual se expresa en la persistencia de bajos ingresos, de recursos y activos productivos y un deficiente acceso a servicios básicos . En Colombia, según cifras del DANE 3 de cada 10 mujeres de 15 años en adelante no cuentan con ingresos propios, a diferencia de 1 de cada 10 hombres.

De otra parte, en términos de propiedad de la tierra, las condiciones de las mujeres son muy distintas a las de los hombres. El desconocimiento de su trabajo, así como las barreras culturales, sociales y económicas, hacen más difícil el acceso y tenencia de la tierra por parte de ellas, generando como resultado: mayores índices de pobreza y de inseguridad alimentaria.

Frente a esta situación, la implementación de los Planes de Ordenamiento Social de la Propiedad Rural de la Agencia Nacional de Tierras, gracias a su enfoque de género, resultan ser una oportunidad para que las mujeres participen activamente y accedan a sus derechos en condiciones de igualdad y equidad.

En el municipio de Pradera, Valle del Cauca, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) acompañó a la Agencia Nacional de Tierras en la implementación del Plan de Ordenamiento, el cual en su fase de operación en campo logró estimular la participación de las mujeres rurales, reconociendo en ellas su importante labor como agentes de cambio y aliadas para combatir el hambre y la pobreza en el mundo.
En el marco de este acompañamiento, nos acercamos a la vida de Patricia Uribe Chagüendo, una mujer rural Pradereña, reconocida por sus cerca de 20 años de estar vinculada al proceso organizativo y comunitario del municipio, 20 años que dejan muchas vivencias y aprendizajes.
Patricia fue la primera mujer presidente de la Junta de Acción Comunal en su corregimiento (San Isidro) y ha acompañado la formulación e implementación de proyectos relacionados con la soberanía alimentaria, el cuidado y protección del medio ambiente y la incidencia política, con atención a las mujeres rurales.

A continuación, algunos fragmentos, que desde su voz nos cuentan sobre su historia de vida:

Para mí la tierra es lo fundamental, pienso que es vida, es el territorio, es nuestra soberanía y es lo que une el vínculo familiar. Para nosotros los campesinos, el acceso a la tierra es fundamental porque desde allí se deriva todo el tema productivo, el cuidado del medio ambiente y mucho más el tema económico.” (Programa Radial 15 octubre 2022 “Día Internacional de la Mujer Rural”) Patricia Uribe 

Patricia Uribe Chagüendo, nació hace 39 años en el corregimiento de San Isidro, y desde los 20 años, se vinculó al proceso organizativo del municipio de Pradera, motivada por la oportunidad de trabajar por las y los campesinos.  En ese entonces, se vinculó a la Asociación Agrocomunitaria “El Porvenir”, espacio en el que inició su trabajo comunitario.  Durante estos años participó de la formulación e implementación de proyectos, dirigidos especialmente a temas relacionados con soberanía alimentaria, cuidado y protección al medio ambiente e incidencia política, con atención especial a las mujeres rurales, que para Patricia son fundamentales para el desarrollo del municipio. En este proceso también fue elegida como la primera mujer presidente de la Junta de Acción Comunal en el corregimiento de San Isidro, (2016) labor que le permitió participar en instancias claves como el Consejo Municipal de Desarrollo Rural (CMR), y procesos relacionados con los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial PDET, producto de los Acuerdos de Paz (2016). De esta manera Patricia se convierte en un motor e inspiración para que más mujeres se vinculen en la organización del municipio.  

Hoy en día, sigue trabajando, con mucha satisfacción y confianza en este proceso, porque gracias a esta gestión, se han beneficiado mujeres de los 22 corregimientos de Pradera y también del sector urbano.  Actualmente, hace parte de ASTRACAVA, Asociación de Trabajadores Campesinos del Valle del Cauca y fue auxiliar comunitaria en la implementación del POSPR, adelantada por la Organización de las naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO. 

Sobre el proceso organizativo 

“Desde el proceso organizativo desde el eje de mujer, a través de la organización, ha sido un proceso de lucha organizada, donde todas las mujeres de la zona rural, y especialmente aquí en Pradera, hemos adelantado un proceso de concientización desde las mujeres para que llegaran a espacios de participación política, a espacios donde se pueda resaltar el papel que ellas juegan en la zona rural.” Patricia Uribe  

En cuanto a la experiencia como parte del proceso organizativo, Patricia afirma que representa a las mujeres de su región, a partir de su participación en el eje de mujer en la organización ASTRACAVA a la que pertenece actualmente, y desde allí impulsa procesos formativos para las y los campesinos quienes durante muchos años han sufrido el rigor del conflicto armado. Desde allí hace formación política para las mujeres y acompañamiento para que ellas puedan participar activamente en espacios de incidencia política. “Actualmente muchas de estas mujeres están apostándole a una nueva Colombia, donde se resalte el papel del campesinado” asegura Patricia.  

 Sobre la implementación de la política pública de Ordenamiento social de la propiedad rural  

“Una de las problemáticas más sentidas, aquí en la zona rural, ha sido la problemática del acceso a la tierra. Muchas mujeres no tienen el acceso a la tierra, no tienen en donde cultivar, en donde desarrollar sus proyectos productivos, y bajo todas estas problemáticas de lucha organizada que hemos tenido, hemos hecho un trabajo para que las mujeres lleguen a esos procesos, teniendo en cuenta que las mujeres en su diario vivir también deben hacer el trabajo de cuidado, que es una de las problemáticas para que ellas pudieran participar en estos espacios” Patricia Uribe

La Agencia Nacional de Tierras, máxima autoridad de tierras de la Nación, está encargada de ejecutar “la política de ordenamiento social de la propiedad rural para lo cual deberá gestionar acceso a tierras como factor productivo, lograr la seguridad jurídica sobre esta, promover su uso en cumplimiento de la función social la propiedad y administrar y disponer los predios rurales de propiedad de la Nación”. En el marco de esta responsabilidad tiene dentro de sus objetivos institucionales el de transversalizar el enfoque de género para atender las necesidades y particularidades de las mujeres rurales, como estrategia para fortalecer el papel y la participación de la mujer en el sector rural.  

De otra parte, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), como cooperante técnico, orienta sus acciones para lograr los objetivos globales de erradicar el hambre, la inseguridad alimentaria y la malnutrición; eliminar la pobreza y promover el ordenamiento y utilización sostenible de los recursos naturales. En este escenario, ha acompañado, durante los últimos años a la Agencia Nacional de Tierras en la implementación de los planes de ordenamiento social de la propiedad rural con acciones orientadas a la gobernanza responsable de la tenencia de la tierra y de los recursos naturales, impulsando la creación de mecanismos para garantizar la igualdad del derecho de las mujeres y niñas sobre a tenencia y acceso a la tierra, con independencia de su estado civil y situación marital.  

“En la implementación del plan de ordenamiento se nos ha dado la oportunidad, desde el papel que se juega como mujer, en representación mía, para que todas las compañeras puedan ser partícipes de este proceso que se viene adelantando, gracias a FAO, que nos dio la oportunidad de seguir apoyando este proceso porque para nosotras como campesinas y campesinos pensamos que es un espacio fundamental para que las mujeres puedan verse identificadas y más adelante puedan tener su título…No solamente a las mujeres campesinas sino indígenas y afros, que históricamente también han sido relegadas de la tenencia de la tierra” Patricia Uribe 

Recogiendo las propias palabras de Patricia, las mujeres de Pradera están organizadas y siguen dando la pelea para el reconocimiento del rol de la mujer campesina y para que las mujeres puedan tener la tierra, proyectos productivos y acceso al agua.  

“Para nosotras ha sido gratificante que la FAO se haya pensado la forma de que las mujeres puedan asistir a estos espacios, que en todas las visitas que se han hecho, en los recorridos del levantamiento predio a predio ellas puedan estar en el proceso, anexar su documento, para que estas mujeres puedan ser partícipes del acceso a la tierra, porque siempre veíamos. Que el título estaba a nombre de los hombres” Patricia Uribe 

Patricia Uribe ha jugado un rol determinante en el ordenamiento rural del municipio de Pradera. Gracias a su experiencia y conocimiento del territorio fue fundamental su apoyo en los esfuerzos realizados por garantizar las condiciones para la tenencia responsable de la tierra, un activo fundamental, un recurso necesario para llevar adelante proyectos de vida individuales, familiares y comunitarios en condiciones de dignidad. 

Puede que también te guste...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *